Impermeabilizar tu cubierta con Cool-R: rentabilidad y eficiencia energética

cubierta

 

 

Uno de los retos de buena parte de los grandes edificios en el presente y de cara al futuro es lograr una mayor capacidad de aislamiento térmico respecto al exterior. El aislamiento térmico consigue disminuir la temperatura media en el interior del espacio evitando un uso excesivo de sistemas de aire acondicionado, lo que sin duda contribuye al ahorro económico y a la lucha contra el cambio climático.

Este aislamiento térmico se consigue normalmente gracias a la impermeabilización de cubiertas superiores, ya que es el sistema más sencillo para cualquier tipo de edificio. Con el objetivo de incrementar la eficiencia energética, proyectos como Cool-R han supuesto una revolución en el mercado y permiten impermeabilizar tu cubierta de forma rápida, económica y sobre todo con grandes resultados. 

¿En qué consiste la membrana impermeable Cool-R?

Esta membrana impermeable protege todo tipo de superficies de cubiertas, tanto nuevas como las que se encuentran en rehabilitación, logrando aislar el interior de la potente acción del sol y del agua sin permitir que las condiciones climatológicas perjudiquen o destrocen el techo.

Esto es posible gracias a la doble acción con la que cuenta el sistema de impermeabilización de Cool-R: la alta reflectividad y la emisividad. Con la alta reflectividad, la cubierta tiene un elevada capacidad para reflejar la luz del sol evitando que el calor se fije en la superficie, mientras que la emisividad es la capacidad que tiene la superficie de disipar el mínimo calor que se pueda fijar al recibir la superficie la luz del sol.

En conjunto permiten que el sistema de impermeabilización de Cool-R cuente con un índice de reflectancia solar (SRI) de 107, sin duda uno de los más elevados de la industria. Con este índice tan elevado los resultados positivos están fuera de toda duda, ya que allí donde se aplica la impermeabilización logra reducir hasta un 70% la temperatura de la cubierta.

Esto es fundamental para evitar que el interior del espacio se sobrecaliente y se vuelva un lugar incómodo en el que hay que usar sistemas de refrigeración y aire acondicionado. Este hecho convierte a la impermeabilización de Cool-R en una inversión altamente rentable, ya que se recupera rápidamente con los ahorros logrados por la reducción del consumo energético.

Entre los principales clientes de este tipo de servicios se encuentran explotaciones ganaderas, grandes supermercados, almacenes, plantas de producción, edificios sin aire acondicionado y edificios con aire acondicionado. En los edificios sin aire acondicionado logra reducir la temperatura interior hasta en 10 grados centígrados, lo que permite ganar en confort y seguridad de los productos que se encuentren en su interior.

Principales ventajas del revestimiento de cubiertas

Como hemos visto, las principales ventajas de la impermeabilización de cubiertas con un sistema como el que ofrece la empresa Cool-R son la reflectancia del calor y el enfriamiento que consiguen el interior de los edificios. Pero además existen otras ventajas que también resultan muy interesantes.

Una de estas ventajas es la impermeabilización, lo que permite hacer frente a las goteras y a cualquier tipo de humedades que puedan surgir en periodos de lluvia intensos y prolongados en el tiempo. Tanto la impermeabilización frente a la lluvia como la protección frente al calor logran una ventaja común: un menor coste de mantenimiento del edificio.

Al usar en menor medida equipos de aire acondicionado o calefacción y al proteger las cubiertas frente a la lluvia, la cubierta se mantiene en buen estado y el número de reformas y gastos de mantenimiento se reducen de forma drástica. Otra ventaja muy interesante para cualquier tipo de espacio es la no propagación del fuego, evitando que cualquier conato de incendio que se produzca dañe la cubierta del edificio con el consiguiente coste que ello supone.

En último lugar, hay que destacar las ventajas en lo que respecta a la durabilidad de la impermeabilización, ya que dura una gran cantidad de años en perfecto estado contribuyendo a mejorar aún más la rentabilidad de la impermeabilización.

Como se puede apreciar, la existencia de opciones de revestimiento de cubiertas con sistemas de impermeabilización tan innovadores permite disfrutar de un mejor confort térmico en los edificios y de una eficiencia energética que supone ahorros muy interesantes en la factura de electricidad de las empresas. Si a ello le añadimos el resto de ventajas estamos ante un producto que no debe faltar en las cubiertas de cualquier tipo de edificios o almacenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *