¿Qué son las disoluciones?

Disoluciones es el término que se utiliza para referirse a las mezclas homogéneas cuando intervienen dos o más sustancias. Es un proceso que ocurre a nivel molecular, cuando la cadena de enlaces iónico de cada sustancia se rompen provocando una reacción química.

Una disolución es más común de lo que se cree, y se puede explicar fácilmente con un vaso con agua y sal. Al echar una cucharilla de sal en el vaso, este empezará a combinarse con el agua formando un agua salina. Siendo la sal el soluto y el agua el disolvente.

Si deseas conocer más sobre las disoluciones, cuáles son sus características y cómo funciona, te encuentras en el lugar correcto. Abordaremos un tema de vital importancia, tanto a nivel estudiantil, como profesional. Presta atención, porque seguro le ayudará en el futuro.

¿Qué son las disoluciones?

Una disolución, también conocida como solución, es la combinación de dos o más sustancias que pueden presentarse en cualquiera de los estados de la materia –líquido, sólido y gaseoso– para conformar una nueva que posee las características moleculares de ambas.

Elementos de las disoluciones

En las disoluciones existen dos elementos fundamentales presentes en todo momento. Estos son el soluto y el solvente. Veamos en qué consiste cada uno.

  • Soluto. Sustancia sólida, gaseosa o líquida que se disuelve con el solvente para dar lugar a las soluciones.
  • Solvente. Sustancia de cualquier tipo de estado de la materia que se disuelve en el soluto para formar o producir una mezcla homogénea.

De acuerdo a las características de ambos elementos, se tiene en cuenta que el solvente siempre será la sustancia de mayor presencia en la mezcla. Superando el soluto, que se mantendrá en menor cantidad.

Aunque la mayoría de las sustancias la asociemos con agua, en realidad no se limitan a su fase líquida, sino que el mismísimo aire que respiramos –estado gaseoso– es una disolución. Lo mismo ocurre con las fases solida de la materia.

Tipos de disoluciones

No hay un solo tipo de disoluciones, sino varios. Acá hablaremos los más importantes.

Saturadas

Se consideran disoluciones saturadas a aquellas mezclas homogéneas, que por su temperatura baja, no admiten más cantidad de soluto.

Diluidas

Las disoluciones diluidas son aquellas que poseen una temperatura lo suficientemente estable como para admitir más soluto, el cual se encuentra en poca cantidad.

Concentradas

Se considera disoluciones concentradas a las mezclas que poseen una buena cantidad de soluto, pero el disolvente todavía puede admitir más.

Ejemplos de las disoluciones

Ejemplos de disoluciones gaseosas puede ser el oxígeno y otros gases como el nitrógeno formando una nueva mezcla conocida como aire. Por otro lado, la combinación de las características moleculares del vapor del agua con el aire forma la humedad.

En el caso de los líquidos, cuando unimos etanol con el agua formamos alcohol. El agua salada de los mares es la combinación del h2o y varios tipos de sales marinos.

Por último, las mezclas homogéneas en estado sólido se presentan, por ejemplo, al combinar el acero con otras aleaciones metálicas, o junto el agua en carbón.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *