Pisos Splash que combinan elegancia y resistencia al agua

El piso laminado suele ser una de las opciones más populares en el momento de colocar un piso en una estancia, aunque en muchas ocasiones no suelen ser una buena opción porque no tenían mucha resistencia ante el agua y la humedad. Sin embargo, los pisos Splash han llegado para cambiar eso, ya que tienen las ventajas de los pisos laminados convencionales más la ventaja de soportar el agua y la humedad sin complicaciones.

Los pisos Splash son hechos en Salzburgo (Austria) y tiene un grosor de 8 mm que hace que este piso sea excelente para usarse en casas o en negocios con un tránsito medio, pudiendo otorgar una gran durabilidad y calidad.

Como ya mencionamos, la principal novedad de los pisos Splash es su resistencia a la abrasión, con un nivel de AC4, con los que se pueden usar tanto en baños, cocinas, oficinas, etc., teniendo una buena resistencia al desgaste, a los impactos y al agua.

Asimismo, otra de las grandes ventajas que podemos destacar sobre la instalación de este tipo de pisos es que se colocan por medio del Sistema Clic Plus, lo que quiere decir que no necesitan de pegamento, lo que reduce drásticamente el tiempo que se necesita para su montaje.

¿Por qué deberías elegir los pisos Splash?

Lo cierto es que anteriormente ya te dimos varias razones por las que deberías de tener este tipo de piso en cuenta al momento de analizar las distintas opciones que tienes.

La ventaja más grande que te encontrarás es el hecho de que los pisos Splash eliminan la principal desventaja de los pisos laminados (poca resistencia al agua y a la humedad) y aporta todas las ventajas de este tipo de pisos.

Además, este tipo de piso se puede conseguir en una gran cantidad de diseños diferentes, por lo que no tendrás problemas para encontrar uno que se ajuste a tus necesidades y al ambiente que quieras crear en tu casa o en una estancia en especifica. Aquí puedes ver más diseños de estos pisos.

Se puede instalar sobre el piso anterior

Los trabajos de instalación de muchos tipos de piso suelen ser muy complicados debido a que se tiene que retirar el piso anterior y se debe de instalar el nuevo.

Sin embargo, otro de los grandes beneficios de este tipo de suelos es que se puede instalar sobre el suelo que se tenga puesto, por lo que en ningún momento se tendrá que retirar y así podrás evitarte la molestia y tener que pagar porque el piso sea retirado.

Este piso con el sistema de instalación Clic Plus se puede instalar sobre pisos de hormigón, parqué, moqueta, cerámica, PVC y tablero aglomerado, haciendo que su instalación se pueda hacer sin muchas complicaciones en la mayoría de las ocasiones.

Sin embargo, se recomienda instalar debajo del piso laminado un aislante acústico (de preferencia natural) para reducir el efecto de “tambor” que puede llegar a generar estos pisos cuando no están sobre un aislante.

Como puedes ver, realmente son muchas las ventajas que ofrece este tipo de piso, por lo que creemos que son una alternativa muy buena que debes de tener en cuenta si estás pensando en hacer una reforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *