Tipos de impermeabilizaciones

Las goteras pueden ser muy molestas y si el problema no se resuelve pronto la humedad puede llegar a ocasionar una gran cantidad de problemas en la estructura, ya que la humedad comienza a hacer daños que costarán más trabajo y dinero reparar.

Es por eso que es importante que conozcas los distintos tipos de impermeabilizaciones para que puedas prevenir y solucionar estos problemas a tiempo, antes de que sean más complicados de reparar.

Para hacerlo de la mejor forma posible lo mejor que puedes hacer es contratar un servicio profesional de impermeabilizaciones Barcelona, quienes se encarguen de realizar le trabajo de impermeabilización de una forma profesional y efectiva, minimizando y terminando con las molestias que la gotera puede llegar a ocasionar.

¿Cuáles son los trabajos de impermeabilización que puedes contratar?

En el momento de realizar un trabajo de impermeabilización hay dos tipos de trabajos principales que se pueden realizar:

Aplicar nueva pintura impermeabilizante sobre la pintura existente

Esta es la opción más simple y es la que la mayoría de las personas suelen contratar, aunque esto es efectivo cuando se hace antes de que la humedad haya comenzado a ocasionar daños.

Para mejorar la efectividad de la pintura impermeabilizante se aplican dos capas de pintura, las cuales se intercalan con una malla de fibra de vidrio (entre capa y capa) para poder absorber cualquier tipo de movimiento y que la pintura no llegue a agrietarse con el paso del tiempo.

Se recomienda realizar una prueba de estanquidad una vez que se haya acabado la cubierta, de forma que se pueda garantizar que funciona correctamente.

Este tipo de cubiertas deben de tener una duración mínima de 10 años de efectividad. Los negocios profesionales suelen ofrecer una década como tiempo de garantía estándar, así que si te quieren ofrecer menos lo mejor es que vayas con otro profesional o que le pidas aumentar el tiempo.

Rehacer la impermeabilización de la cubierta

Lo primero que se tiene que hacer es retirar los mimbeles y zócalos, así como la impermeabilización que tenía, dejando a la vista las pendientes.

Una vez que se haya hecho se tendrá que repasar la ejecución de la nueva cubierta y se trabajara en las zonas en las que el agua pueda llegar a quedarse estancada.

Al momento de colocar la impermeabilización hay varias soluciones y distintos materiales que se pueden utilizar. Hay opciones de impermeabilización muy simples, aunque estas son las que suelen ofrecer menos garantías de efectividad.

Por otro lado, hay otras opciones más duraderas que se encargan de proteger la superficie durante dos décadas, aunque estas opciones suelen ser más costosas al momento de pagar, lo cierto es que a largo plazo nos pueden ahorrar muchos problemas y molestias.

Los sistemas bicapa de láminas suelen ser una excelente opción, sobre todo las del tipo LBM que cuentan con armadura de fieltro de poliéster. Usando estas membranas y con el caucho SBS se consiguen propiedades optimas para asegurar una buena efectivad.

Estos son los dos tipos de impermeabilizaciones más efectivas y utilizadas para prevenir o eliminar los problemas de gotera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *