Los productos de CBD siguen dando de qué hablar

En la actualidad, se han realizado avances significativos en lo que respecta a la fusión del cannabis en la medicación, siendo el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannabinol (THC) los cannabinoides más renombrados; haz click en esta página si deseas conocer más características relevantes. Sin embargo, la presencia del CBD es una realidad, y parte de su fama no se identifica simplemente con su respaldo legal, sino también con sus propiedades terapéuticas, que actualmente se están convirtiendo en el punto focal dominante en algunas investigaciones científico-médicas para proyectos excepcionalmente centrados en el campo de la salud. A pesar de ser mezclas muy parecidas, el CBD y el THC han estado en lucha desde que la ciencia se ha centrado en mostrar las ventajas y desventajas de sus aplicaciones. Es evidente que el reconocimiento genuino del CBD ha suscitado mucha controversia, y a pesar de que ha sido importante para la planta desde tiempos antiguos, hay algunas diferencias resaltantes entre los dos cannabinoides.

¿Por qué el CBD y el THC se enfrentan entre sí?

Muchos no pueden evitar pensar en por qué si el THC y el CBD están tan cerca, el último se queda corto si de efectos nocivos se habla, y la respuesta apropiada se fija en su impacto sobre el sistema endocannabinoide, que controla el equilibrio interno conocido como homeostasis. Para tener una idea más clara, todas las criaturas de sangre caliente tienen un sistema endocannabinoide compuesto por cannabinoides endógenos y receptores especiales, estos se combinan impecablemente con los endocannabinoides liberando diversas acciones que dirigen los mecanismos naturales del cuerpo; no obstante, ante la idea de cualquier enfermedad, la presentación de estas conexiones puede disminuir, pero cuando el CBD interviene en esta situación, mejora la reacción del sistema endocannabinoide manteniendo el equilibrio, y curiosamente, al ser un compuesto 100% natural no desencadena impactos psicoactivos. Lo contrario ocurre con el THC y su impacto «alto»; esto implica que tras el uso del THC, las personas pierden la atención del mundo real y experimentan una afluencia de felicidad que con frecuencia influye negativamente en su memoria. El impacto de este tipo de cannabinoides se considera que crea hábitos de adicción, por lo que se denominan sustancias psicotrópicas ilegales.

Posición de los productos de CBD en el marco legal europeo

La utilización y creación de artículos ricos en CBD es completamente legítima en España siempre y cuando el artículo esté destinado a un uso tópico solamente; por ejemplo, dentro de esta categoría se incluyen artículos para la piel como ungüentos, bálsamos y aceites; claro está, todos deben contener menos del 0,2% de THC para ser considerados libres de efecto nocivo. Por su parte, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es la responsable de monitorear y autorizar aquellos cultivos de cannabis que se den en España con la intención de extraer diversos cannabinoides. En este sentido, el cannabis puede cultivarse y utilizarse únicamente para fines personales; es decir, no está prohibido cultivar cáñamo y producir tu propio aceite de CBD, siempre y cuando las plantas no sean visibles desde zonas públicas; así que, cualquier propósito que no sea el comercio o la venta de cannabis es legal.

Ahora bien, la principal directriz sobre “nuevos alimentos” fue presentada en 1997 por el Reglamento (UE) 258/97 con el objetivo de crear un sistema de seguridad y control de aquellos alimentos que han sido elaborados de forma natural o sintética. Años más tarde, el 1 de enero de 2018 entró en vigor una adaptación renovada de la directriz. Y un año más tarde, en 2019 se realizó una modificación de la nueva directriz alimentaria, que cambió los pasajes tanto del CBD como del Cannabis Sativa L. Actualmente expresa que todas las variedades de alimentos y suplementos alimenticios que contengan hojas o concentrados de cáñamo deben ahora adquirir una aprobación previa a la comercialización poco común antes de entrar en el mercado. En concreto, los productos con CBD para el consumo alimentario continuarán siendo ilegales, solo se aprueban los de uso tópico. Si buscas lo mejor en productos ricos en CBD, las tiendas online son las favorecidas, siendo Justbob uno de los destinos más estimados por los españoles, no solo por su gran variedad de productos, sino por el prestigio que tienen en el mercado europeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *